Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Tratamiento de residuos domiciliarios

Tratamiento de residuos domiciliarios

Tras la recogida los residuos son transportados hasta el vaso de vertido para su disposición final mediante descarga por gravedad. Para ello, el Consorcio Provincial de RSU cuenta con dos vertederos sanitariamente controlados de alta densidad con cobertura de tierra estacional con el fin de evitar incendios, ubicados en Antequera (Complejo Medioambiental de Valsequillo) y Casarabonela.

El sistema  de tratamiento consiste en la trituración y compactación simultánea de los residuos depositados para conseguir una correcta oxidación de la materia orgánica y por lo tanto un proceso de digestión aeróbica de la misma, así como una alta compactación. Para conseguirlo es necesario extender los residuos en capas no superiores  a 40 cm de espesor que debe disminuirse cuando aumente la humedad hasta los 20 cm.

Al minimizar procesos de fermentación se reduce también la producción de CH4 , gas que tiene un importante contribución en el efecto invernadero.

Simultáneamente al proceso de compactación se tratan los residuos con productos insecticidas.

En épocas de peligro de incendios se cubren los residuos con capas d tierra de 40cm de espesor para prevenir la combustión espontánea de los mismos.

Los residuos recogidos en los residuos más alejados de los vertederos son transportados hasta la planta de transferencia más cercana en la que son sometidos a un proceso de compactación. Para dicha compactación se dispone de pisos móviles y contenedores de compactación.

Gracias a este proceso se reduce considerablemente el volumen de los residuos, reduciendo los gastos asociados al transporte de los mismos y el espacio ocupado en la zona de depósito definitivo.